Ir al contenido principal

Entonces


Entonces era felíz,
aquellas tardes anaranjadas de fin de año,
recostados en el capó de aquel
datsun destartalado
que perdió el escape
en el camino desastroso hasta tu casa.

La felicidad que
parece no mostrarse nunca
en tiempo presente,
que siempre está alla atrás,
en esos momentos
en los que maldecía por
el sonido del auto,
por el polvo,
por tener que trabajar,
por tantas cosas.

Ahora estoy solo y lejos
ahora paso este tiempo inócuo
sentado frente al televisor
fumando cigarrillos amargos,
y mientras pasan comerciales
no puedo dejar de pensar en vos.


Crapillo 30 junio 2,010

Comentarios

.::Ajmaq::. dijo…
cuando leo lo escrito, pienso en como nos hace fluis la letra, en como nos lleva y nos trae a lugares inimaginables con solo leerlo, en como una simple frase, nos hace reir, llorar y hasta perder la cordura...

Entradas más populares de este blog

Quim Font - Bolaño (fragmento)

Uno de los personajes que más me gustan de "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño es el de Quim Font o Joaquín Font y creo que fue uno de los mas elaborados por el autor en todo el libro, si es que hay personajes mas elaborados que otros. Quim tiene una visión bastante lúcida desde su precaria salud mental. Desde su aparatosa conducta y su estrafalaria apariencia Bolaño le concede un equilibrio y un buen humor negado a las personas aparentemente en posesión de sus facultades mentales.  Quim parece poseer la capacidad de saber cuando tomarse la vida en serio y cuando no, quizás eso sea precisamente lo que lo hace ser un loco.  Y aunque a veces desvaría, algunas de sus frases merecen la seriedad o la risa del caso, ambas sin ningún asomo de burla.  Aunque yo no prefiera la "página técnicamente perfecta", sino la página perfecta, a secas.

Joaquín Font, Clínica de Salud Mental El Reposo, camino del Desierto de los Leones, en las afueras de México DF, enero de 197…

Charles Bukowski - Las mujeres del verano

las mujeres del verano morirán como la rosa
y la mentira
las mujeres del verano amarán
siempre y cuando el precio
no sea eterno
las mujeres del verano
pueden amar a cualquiera;
incluso a ti
mientras dure el
verano
pero también les
llegará el invierno
nieve blanca
y frío helado
y caras tan feas
que incluso la muerte
hará una mueca de horror
antes de
llevárselas.

Unidad de Cuidados Intensivos - J. G. Ballard

Por que nos acordamos de ellos cuando ya están muertos?
Un cuento de Ballard de allá por 1,982.

Leer cuento