Ir al contenido principal

El agua sube y baja

El mar bosteza,
la rueda se aleja a brincos.

El agua baja y sube
moviendo la muela del molino;
dejando su cicatríz rijosa,
la enfermedad del vidrio,
el moho en las paredes,
los ahogados,
los émbolos,
y el experimento de Arquímedes.

Las lágrimas dejan surcos
en el rostro dolido.
Los peces flotan
con los ojos muy abiertos.

El agua sube y baja,
y la luna qué?

La luna es un señor,
un señor de cara triste,
más aburrido que triste:
un pan de ajo cocinándose,
un ojo trasnochado visto desde atrás.
Pero, ¿Y el agua?
La tristeza...

No ves que el agua sube y baja,
y tu peinado se deshace.
Vuelve al espejo,
no sea que te vea así,
tienes espejo ¿no? bicho,
necesitas azuzarte a cada rato ¿cierto?
necesitas superarte a ti mismo,
y pensar en dietas y ungüentos,
¿eh Narciso?

Narciso se ahogó
con el agua que no bebió.

Las cariátides de la Atlántida...
glu, glu, glu, glu, glu...

La noche desciende
dejando solo la espuma del sueño,
boca espumosa,
recodo de guijarros blancos
alquitranados.

El sueño se pudre en la boca al despertar,
se hace pequeño y se disuelve,
un grano de azucar negra
en medio de la lengua,
un par de alas en el cielo del sueño.

Sigues siendo niño
si aún puedes volar.
¿y si vuelo y llevo un cigarrillo en la mano?
¿Y si vuelo y alguien tira
con una cuerda de mi ombligo?
¿Y si me atoro en un árbol?
podría pasar,
claro, pero tienes que bajar.

Crapillo

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quim Font - Bolaño (fragmento)

Uno de los personajes que más me gustan de "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño es el de Quim Font o Joaquín Font y creo que fue uno de los mas elaborados por el autor en todo el libro, si es que hay personajes mas elaborados que otros. Quim tiene una visión bastante lúcida desde su precaria salud mental. Desde su aparatosa conducta y su estrafalaria apariencia Bolaño le concede un equilibrio y un buen humor negado a las personas aparentemente en posesión de sus facultades mentales.  Quim parece poseer la capacidad de saber cuando tomarse la vida en serio y cuando no, quizás eso sea precisamente lo que lo hace ser un loco.  Y aunque a veces desvaría, algunas de sus frases merecen la seriedad o la risa del caso, ambas sin ningún asomo de burla.  Aunque yo no prefiera la "página técnicamente perfecta", sino la página perfecta, a secas.

Joaquín Font, Clínica de Salud Mental El Reposo, camino del Desierto de los Leones, en las afueras de México DF, enero de 197…

Charles Bukowski - Las mujeres del verano

las mujeres del verano morirán como la rosa
y la mentira
las mujeres del verano amarán
siempre y cuando el precio
no sea eterno
las mujeres del verano
pueden amar a cualquiera;
incluso a ti
mientras dure el
verano
pero también les
llegará el invierno
nieve blanca
y frío helado
y caras tan feas
que incluso la muerte
hará una mueca de horror
antes de
llevárselas.

Unidad de Cuidados Intensivos - J. G. Ballard

Por que nos acordamos de ellos cuando ya están muertos?
Un cuento de Ballard de allá por 1,982.

Leer cuento