Ir al contenido principal

FONDO ROSADO DE UN VASO

Mis ojos empiezan a enrojecer,
no los veo pero los siento,
suspiro
vegeto
muevo los dedos,
oigo a Lambchop.

El vino es la perfecta excusa,
el vino responde,
el vino me mueve
de aquí allá,
menos como un rey
que como un peón.

El vino me pasea
por esos espacios otros,
por el raudal de la posibilidad
reducida a una sola.

Mierda.

Y quizás ni eso.

Porque he sido el chico de Knut Hamsun y
Raskolnikov sin homicidio y
Arturo Bandini y
a veces Henry Chinaski y
Belano y
Humbert Humbert y
a Rolling Stone.

Perdóneme usted
esta alma enrarecida
que aspira a la poesía
como veta de sentido,
como bunker,
como último recurso,
como trueque de mis palabras y andanzas
a cambio de un poco de belleza,
algo que sostenga al mundo un segundo,
no tu mundo, ni el de él,
el mío solamente,
el que cae a cada instante y sin aviso,
porque el vacío es la regla
y solo levantamos la cabeza
con la belleza.

A veces quiero gritar,
por este segundo, por la luna,
por las ausencias y los encuentros,
por que abran la tienda
para comprar cigarros.

Un leve color rosa
se posa al fondo de mi vaso
y en mis corneas inconexas.

He perdido
más de lo que he ganado,
me han robado,
los cuervos han comido de mi huerto,
el ladrón llegó en la noche
mientras yo dormía,
y se llevó la poesía.

Crapillo 2,006

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Quim Font - Bolaño (fragmento)

Uno de los personajes que más me gustan de "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño es el de Quim Font o Joaquín Font y creo que fue uno de los mas elaborados por el autor en todo el libro, si es que hay personajes mas elaborados que otros. Quim tiene una visión bastante lúcida desde su precaria salud mental. Desde su aparatosa conducta y su estrafalaria apariencia Bolaño le concede un equilibrio y un buen humor negado a las personas aparentemente en posesión de sus facultades mentales.  Quim parece poseer la capacidad de saber cuando tomarse la vida en serio y cuando no, quizás eso sea precisamente lo que lo hace ser un loco.  Y aunque a veces desvaría, algunas de sus frases merecen la seriedad o la risa del caso, ambas sin ningún asomo de burla.  Aunque yo no prefiera la "página técnicamente perfecta", sino la página perfecta, a secas.

Joaquín Font, Clínica de Salud Mental El Reposo, camino del Desierto de los Leones, en las afueras de México DF, enero de 197…

Charles Bukowski - Las mujeres del verano

las mujeres del verano morirán como la rosa
y la mentira
las mujeres del verano amarán
siempre y cuando el precio
no sea eterno
las mujeres del verano
pueden amar a cualquiera;
incluso a ti
mientras dure el
verano
pero también les
llegará el invierno
nieve blanca
y frío helado
y caras tan feas
que incluso la muerte
hará una mueca de horror
antes de
llevárselas.

Unidad de Cuidados Intensivos - J. G. Ballard

Por que nos acordamos de ellos cuando ya están muertos?
Un cuento de Ballard de allá por 1,982.

Leer cuento