Ir al contenido principal

Sweet & Sour, Hot y Spicy


Sé que puedo granjearme enemigos gratuitos por lo que voy a escribir acá, pero igual, no me importa demasiado y esto porque creo que el disco de Ely Guerra que se llama "Sweet & sour, hot y spicy" es uno de los mejores discos que se hayan editado en iberoamérica. A mi parecer está a la altura de los grandes discos de artistas de la talla de Charly García, Andrés Calamaro, Spinetta, Cafe Tacvba, Carlos Varela, Joaquin Sabina, Fito Páez, Los Tres, Antonio Vega, Nacho Vegas, Enrique Bunbury, Bersuit, Soda Stereo etc, etc y etc.,  y tambien bastante por encima de cualquiera de sus colegas como Andrea Echeverry o Julieta Venegas. Todo ello, es preciso decirlo, dentro del marco estilístico del Rock Pop.
Ely crea un disco redondo que parece no tener fisuras ni redundancias ni adiciones ni sustracciones. Además es un disco felíz. Posee una candidéz casi en su totalidad a excepción de canciones como "tu boca" o "mi playa", que mas bien son melancólicas, lo que certifica todavía más esta gran obra.
Textos sinceros y sin demasiadas prentensiones que crean y recrean imágenes sólidas.  Lo que escribe lo escribe bien, el fraseo suena impecable. Impecable y sensual como ella misma. Todo parece haber encontrado su sitio preciso en el disco, una posición natural en la totalidad de la obra.
La música es personalísima, rock pop con muchas capas, llenas de beats y sonidos cortantes que parecen perderse.  Posmodernismo que retoma con propiedad elementos muy reconocibles del buen rock y los emulsiona con las paletas contemporáneas, con elementos del folclor local, todo con una espontaneidad y una cuidadosa producción que duraría un par de años.
Los textos son deliciosos, directos, reconocibles, el tema central es el amor y sus derivados: el flirteo, el encuentro, la felicidad que se desprende momentáneamente de el amor, la pasiva toma de conciencia de un estado de la existencia que se acerca mucho a ese ideal que uno pretende al lado de otra persona, la nostalgia, la devoción por el otro, la "melancolía erótica" como la definía Umberto Eco, la melancolía a secas, las rebanadas de felicidad del enamoramiento y muchos matices más.
Andrés Calamaro tuvo la osadía de decir en algún lugar que él iba a derribar el mito de que no se podía hacer un buen disco desde la felicidad; pretendía hacerlo con su "La lengua popular". Yo que soy un seguidor del señor Salmón, puedo decir que Ely lo hizo mil veces mejor. Por lo tanto digo que Ely Guerra hizo un disco alegre que no cae en lo tonto, en lo cursi o en lo kistch.
Busco en los catálogos de la Buena Memoria por discos de esta naturaleza y la verdad es que no encuentro gran cosa.
Ely Guerra logra un disco cerrado que abarca a su manera la totalidad de un tema en un momento determinado, un tema que por su naturaleza y por la naturaleza de Ely, parece que debe ser tratado con elegancia, con creatividad y mucha sensualidad. Además, el tema en sí mismo parece darle una dificultad aparte.
Sweet & Sour, Hoy y Spicy es a mi parecer una verdadera joya de la musica pop de los últimos tiempos (y pecando de snob), por lo tanto, de toda la historia de la música hecha en castellano.
A la altura de:
Palabras más, palabras menos, de Los Rodríguez
Clix Modernos, de Charly García
El amor después del amor, de Fito Páez
Los Ojos, de Luis Alberto Spinetta
No me hallo, de El Personal
Tocata, fuga y apañón, de Armando Rosas y la Camerata Rupestre (Grax Alex por la observación)
Honestidad Brutal de Andrés Calamaro,
Testosterona de la Bersuit.
Jalisco Park de Carlos Varela
Revés/Yo Soy de Cafe Tacvba,
El Silencio de Caifanes
Unplugged de Soda Stereo
etc
etc
etc.
Bueno, además Ely preciosa. Que más se puede pedir, una chica así de guapa que toca de esa manera la Fender, que deja de vez en cuando que se le escape una teta en pleno riff, que tiene una voz super sensual que no se desperdicia en idioteces y que dice frases lindas y reverberantes como: "el amor llegaba a mi, que no pude resistirme más, que en el centro de mi ser habrá un lugar pa - ra - ti"

Además, que por qué creo que "Sweet & Sour, Hot & Spicy" es un gran disco: porque ha sonado en mi player durante los últimos 6 años.

Descarga acá esta joya

Comentarios

Veriux dijo…
Sabes siempre me pregunte cual era ese disco de Ely Guerra, que me presumias hace algunos años, aun puedo recordarlo sonando en esa grabadora que tenias en la cocina, precisamente esta canción de "Quiereme mucho"
Veriux dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
acephalex dijo…
hey crap, otra vez de visita por estos lares, la propia Ely estaria contenta de los que uste' escribe, solo le recomiendo que atribuya tocata, fuga y apanyon a su verdadero tata (del disco no suyo): don Armando Rosas y la camerata rupestre (creo).
abrazo grosso.
Anónimo dijo…
es rico sentirse pleno aunque sea por un detalle, un momento, una cancion o un disco, que te siga sentando bien por el resto de los años carlo DTB

Entradas más populares de este blog

Quim Font - Bolaño (fragmento)

Uno de los personajes que más me gustan de "Los detectives salvajes" de Roberto Bolaño es el de Quim Font o Joaquín Font y creo que fue uno de los mas elaborados por el autor en todo el libro, si es que hay personajes mas elaborados que otros. Quim tiene una visión bastante lúcida desde su precaria salud mental. Desde su aparatosa conducta y su estrafalaria apariencia Bolaño le concede un equilibrio y un buen humor negado a las personas aparentemente en posesión de sus facultades mentales.  Quim parece poseer la capacidad de saber cuando tomarse la vida en serio y cuando no, quizás eso sea precisamente lo que lo hace ser un loco.  Y aunque a veces desvaría, algunas de sus frases merecen la seriedad o la risa del caso, ambas sin ningún asomo de burla.  Aunque yo no prefiera la "página técnicamente perfecta", sino la página perfecta, a secas.

Joaquín Font, Clínica de Salud Mental El Reposo, camino del Desierto de los Leones, en las afueras de México DF, enero de 197…

Charles Bukowski - Las mujeres del verano

las mujeres del verano morirán como la rosa
y la mentira
las mujeres del verano amarán
siempre y cuando el precio
no sea eterno
las mujeres del verano
pueden amar a cualquiera;
incluso a ti
mientras dure el
verano
pero también les
llegará el invierno
nieve blanca
y frío helado
y caras tan feas
que incluso la muerte
hará una mueca de horror
antes de
llevárselas.

Unidad de Cuidados Intensivos - J. G. Ballard

Por que nos acordamos de ellos cuando ya están muertos?
Un cuento de Ballard de allá por 1,982.

Leer cuento